miércoles, 20 de junio de 2018

LEOPOLDO MOREAU, EL HOY KIRCHNERISTA QUE APOYO AL FMI (1984)



En una mesa lo más alejada de la puerta de entrada, ahí en el bar “Lo de Gómez”, en pleno corazón de Almagro, un informante de esta Agencia solicitó a otro que lo esperara porque traía algunos datos por demás interesantes, traídos al presente desde la desmemoria…

            Corría la gente; apurada, friolenta, casi siempre dispuesta a llegar rápido a los andenes de la estación de trenes de Once, no muy distante del boliche donde uno de los dos fervientes archivistas iba a intercambiar papeles y pareceres con el otro, y, por qué no, algún café o copetín bien fuerte para calmar el otoño con visos de invierno.

            Al encontrarse, ambos se saludaron por la permanencia de la Agencia Informativa “Ciriaco Cuitiño”, que ya lleva más de una década de denuncias, con pruebas y todo, en contra de los falsos arquetipos, de los tramoyistas de la democracia, de los que quieren la escisión territorial. Tras las palmadas, el informante recién llegado desplegó algunos recortes periodísticos del año 1984, referidos a Leopoldo Moreau. Y para poner en contexto al personaje, quien traía la información le leyó a su colega algunos datos biográficos mezclados con un tragicómico salpicón de ‘perlitas’ sobre el ex Coordinadora. Leyó, entonces:

            “A LEOPOLDO RAUL GUIDO MOREAU, nacido el 5 de noviembre de 1946, nosotros, desde la Agencia Informativa “Ciriaco Cuitiño” lo catalogamos como DELINCUENTE y ALTO E INFAME TRAIDOR A DIOS Y LA PATRIA”, empezó diciendo. Su colega, al tiempo que apuraba un sorbo de la Esperidina que se había pedido, asintió con la cabeza. El otro posó su vista en el paper, y continuó con la lectura:

            “Entre los antecedentes de este DELINCUENTE, tenemos que el 22 de agosto de 1972, al saberse de la ultimación de los 16 delincuentes subversivos que estaban detenidos en la Base Aeronaval “Almirante Zar” de Trelew, LEOPOLDO MOREAU se puso al frente de la Juventud Radical (JR) en una manifestación de varias agrupaciones juveniles y estudiantiles que ocurrió en Buenos Aires, en apoyo de los terroristas fusilados en el sur…”

            -‘Fijate vos, apoyando a los del ERP-Montoneros ajusticiados por Lanusse…’, dijo el informante que escuchaba a su colega. ‘Sí –le respondió-, pero MOREAU dio varias volteretas en su carrera política, como buen sinarca. Siga escuchando lo que traje’.

            Prosiguió leyendo: “En 1968, el TRAIDOR LEOPOLDO MOREAU fue uno de los fundadores de la Junta Coordinadora Nacional (JCN), antecesora de la temida Coordinadora Radical del masón ENRIQUE “COTI” NOSIGLIA. Sabemos que, además, MOREAU fue el primer Secretario de la JCN en la Provincia de Buenos Aires. Fue mentor, incluso, de su brazo universitario, la Franja Morada, que apoyó a forajidos como OSCAR SHUBEROFF…En la UBA se siguen acordando de él, estimado”.

            Antes de continuar leyendo el prontuario político de Leopoldo Moreau, le pidió a su colega si quería que siguiera, pues había mucha información. Le dijo que, ante el temor de que haya algún oído discreto que estuviera merodeando en “Lo de Gómez”, que vaya a lo más preciso y conmovedor, para así emprender lo más rápido posible la fuga hacia la “Libertad de los Clandestinos”, como gusta decirse en esta Agencia. En el panóptico de la posmodernidad, todo se ha vuelto un lúdico pero siniestro ‘Gran Hermano’, y no es broma.

            “Más contemporáneamente hablando –siguió leyendo-, LEOPOLDO RAUL GUIDO MOREAU se ha (re)convertido en una suerte de 'antiimperialista' del kirchnerismo, y tiene, como hemos visto, algunos antecedentes dentro de ese espectro izquierdoso de la Sinarquía. Así, por ejemplo, en 1972 ayudó a fundar el socialdemócrata Movimiento de Renovación y Cambio, el de Raúl Alfonsín, otro masón que, como abogado, defendió a subversivos del ERP y que hasta se reunió, clandestinamente, con Mario Roberto Santucho. Ahora, MOREAU despotrica contra el acuerdo del FMI que efectuó el Presidente y empresario liberal MAURICIO MACRI, pero…” E hizo una pausa larga.

–‘¿Pero qué estimado? ¿Por qué se detuvo en ese punto?’, preguntó el informante que ya, a esta altura, había terminado su Esperidina, sabroso escudero que aliviaría las brisas del viento porteño. ‘Bueno, vea esta hoja perdida que le muestro’, dijo el informante lector. Y acotó: ‘Es de cuando LEOPOLDO MOREAU apoyaba la injerencia del FMI en la política y economía de nuestro país, en 1984…”

CUANDO EL FMI NO ERA UN PROBLEMA

La fuente obtenida por nuestro informante de la Agencia “Ciriaco Cuitiño” era inobjetable. Se trata de una noticia que apareció en un periódico ¡¡alfonsinista!!, llamado Tiempo Argentino, en su edición del lunes 8 de octubre de 1984, página 6.

Allí se observa una foto de Leopoldo Moreau con un epígrafe que dice: “MOREAU. BALANCE POSITIVO”. Y el subtítulo de la nota en cuestión, reza: “DEFENSA DE LA POLITICA DE DERECHOS HUMANOS Y DEL ACUERDO CON EL FMI”… Un dato que no debe escapar al análisis de esta ‘perlita’ del Moreau pro-FMI, es que el periódico Tiempo Argentino fue un medio alfonsinista, y ese nombre fue retomado, varias décadas más tarde, para crear un diario de barricada, gratuito, del kirchnerismo. ¿Casualidades? No, causalidades. Sigamos con lo que decía este Moreau amigo del organismo de usura financiera mundial.

En el primer párrafo, queda expuesta la postura de quien hoy aborrece de las políticas macristas a favor del FMI:

“El diputado radical Leopoldo Moreau (…) sostuvo que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional es “una imposición de la realidad””.

Y más adelante, agregó más ingredientes para legitimar y defender el histórico sojuzgamiento nacional a manos de la usura internacional, diciendo:

“Al hablar sobre el reciente acuerdo logrado por el actual gobierno con el FMI, Moreau indicó que fue “una imposición de la realidad”. La gente –dijo Moreau- tiene la sensación de que la negociación con el FMI implica resolver todos nuestros problemas o no solucionar ninguno de ellos”, y “eso no es así””.

-‘Mire, estimado –dijo nuestro agente al desmentir a Moreau-, este ladrón impresentable tiene bien ganado un lugar en el infierno, dado que recientemente fue de los Diputados Nacionales que votó a favor de la media sanción del asesinato del aborto, el 14 de junio de 2018 en el Congreso. Siempre dirigió sus esfuerzos en contra de los intereses argentinos. Y podríamos seguir diciendo algunas verdades más de “FREDDY” MOREAU, como que su supervivencia durante la dictadura cívico-militar de 1976 se basó en la delación de sus compañeros de trabajo en el diario “La Opinión”, cuando su director era el general TEOFILO GOYRET. La dictadura arrojó cerca de un centenar de periodistas que hoy siguen desaparecidos, ¿sabrá algo MOREAU?’

Más avanzaba la noche, más calaba en los huesos el viento polar en las calles de Almagro. Nuestros informantes pagaron la cuenta y se despidieron, hasta otro encuentro, que sólo Dios sabe cuándo será. Y de ese encuentro que acababa de finalizar, quedó esta nota.



Por El Católico Descamisado