martes, 28 de octubre de 2008

TRASFONDO INCONFESABLE DE LAS REDES SOCIALES DE INTERNET


Hemos escuchado decir infinidad de veces que Internet sorprende diariamente por su capacidad de innovar los contenidos que almacena y que posee. Esto supone la aparición de una seguidilla impresionante de revolucionarias creaciones que, tal vez no sin razón, han puesto de acuerdo a la humanidad para que se la denomine como "el invento más genial de la modernidad".

No caben dudas que entre dichas innovaciones, está el hecho de poder entablar contactos y relaciones con gente a la que jamás hemos visto con anterioridad, y que no necesariamente habitan el mismo país que nosotros. Además, por supuesto, las búsquedas de personas pueden tampoco ser azarosas y traumáticas: podemos orientar dichos encuentros en total concordancia con nuestras propias afinidades, gustos e intereses.

Como toda invención, Internet fue presentada -y expandida- al mundo teniéndose en cuenta sus aspectos positivos, pero por otra parte, mucha menos difusión han tenido sus aspectos negativos, provenientes u originados por el incesante e indiscriminado tráfico de datos y, peor aún, por quienes se dedican a archivarlos para alguna finalidad difícil de predecir a simple vista.

Acorde a los tiempos que se viven, motivados por el desarrollo de los dispositivos tecnológicos tales como las webcams, cámaras digitales, iphod, celulares, Mp3, etc., etc., que vinieron tras la aparición del sistema Internet, la humanidad transita una etapa donde lo que prevalece, antes que nada, es la imagen. Como bien lo definió un periodista no hace mucho, se antepone el "tener" al "ser". Entonces, yo tengo porque muestro aquello que poseo, pero lo esencial es invisible a los ojos. Sin embargo, el viejo pero auténtico paradigma cede ante el efímero y apabullante 'encanto' de la imagen. Hay en ello una indudable sobrevaloración del narcisismo también característico del presente histórico, de la sociedad de la imagen en que estamos inmersos.

Y aquí radica uno de los peores aspectos de Internet: creer que ahora sí existe una "libertad inexpugnable" porque "cada uno hace y muestra lo que quiere". Internet no es, como puede pensarse por allí, un sistema manejado por frías y autómatas máquinas o generadores de energía. Internet es una idea perfectamente concebida por un puñado de seres humanos, que son aquellos que poseen un real control de los datos del mundo y de la humanidad. Ante tanta vastedad, ¿cómo hacer para efectivizar dicho control? ¿Cómo lograr sacarle el mejor provecho posible a las personas cuyo perfil resulte interesante para quienes supervizan el tráfico de datos que corren por los canales del WWW (World Wide Web)? ¿Cómo corregir a los descarriados para que no continúen molestando, o bien, para mantenerlos entretenidos? Para todo hay una respuesta.


LA PROFECIA DEL SINARQUISTA BRZEZINSKI

Mencionar a Zbigniew Brzezinski tal vez sea, para muchos, referirse a un desconocido. Actual asesor "independiente" del futuro presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, según él mismo refirió en una nota que publicó recientemente el periódico "La Nación", Brzezinski es miembro del CFR (Council on Foreign Relations) y fue asesor de Seguridad Nacional del presidente James Earl Carter (Jimmy Carter). Al mismo tiempo, aparece como uno de los máximos propulsores para la preparación militar de los mujaidines de Afganistán -futuros integrantes del régimen Talibán- cuando la ex Unión Soviética invadió ese país entre 1979 y 1989. Por último, consignamos en este brevísimo resumen que Brzezinski apoyó las guerras de conquista que llevó a cabo George W. Bush contra Afganistán e Irak (2001 y 2003, respectivamente), bregando porque ocurra lo mismo contra Irán en el mediano plazo.

En 1970, Zbigniew Brzezinski escribe una obra cuyo contenido encuadra en la geopolítica, la cual se llamó "Between Two Ages: America's Role in the Technetronic Era", que en español se tradujo sencillamente como "La Era Tecnotrónica". En dicha obra el autor traza lo que iba a ser el mundo de hoy, surcado por la información tecnológica y digital y, por ende, más accesible para controlar la población del planeta.

"La Era Tecnotrónica", si mal no está chequeada la fuente, apareció en nuestro país recién en 1979 bajo la editorial Paidós. Brzezinski es parte indiscutible de ese puñado de seres humanos que ya sabía para qué podía servir un sistema como Internet, y por ello en uno de los párrafos de su libro se expresaba así:

"La Era Tecnotrónica va diseñando paulativamente una sociedad cada vez más controlada. Esa sociedad será dominada por una elite de personas que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo y controlarán con todo detalle a la sociedad, hasta el punto que será posible ejercer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del planeta".

Para noviembre de 2005, la administración de George W. Bush ratificó una vez más, y como desde hace treinta años, el control de la Red global. En una nota publicada por "La Nación" el 17 de noviembre de 2005, se leía lo siguiente: "Más de un centenar de países acordaron anteayer dejar en manos de los Estados Unidos el sistema de direcciones de Internet. El acuerdo se logró un día antes de que empezara la Cumbre Mundial sobre Sociedad de la Información (WSIS, según sus siglas en inglés), organizada por las Naciones Unidas". Y sigue: "De esta manera, los Estados Unidos, por medio de la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (Icann, en inglés) seguirá controlando la Red, tal como lo viene haciendo desde hace treinta años [...] Con esta ratificación quedó desestimada la idea de que el control de Internet recaiga en manos de un organismo internacional como las Naciones Unidas, posibilidad con la que se había generado enfrentamientos entre algunos de los 170 países que participan de la cumbre". Como puede observarse, Estados Unidos prescinde cuando quiere de las Naciones Unidas, pero eso sí, no dudará jamás en hacer que otros países acaten su autoridad en pos de la "paz y seguridad internacionales", como por ejemplo a Irán o a Irak antes de ser invadido en marzo de 2003 por el tema de las inexistentes armas químicas.


Continuando con el relato sugerido en la nota del periódico liberal-conservador "La Nación", los Estados Unidos alegaron que "de dejar el sistema de direcciones de Internet en manos de ese organismo internacional [las Naciones Unidas] "se podría frenar el avance tecnológico e incrementar la censura en la Red por parte de regímenes antidemocráticos". Esto se dijo en noviembre de 2005.


EL CASO DEL MOTOR DE BUSQUEDAS GOOGLE

Al poco tiempo de que EE.UU. reasegurara su vigilancia y control del sistema de direcciones de Internet, aplicó una política de hondo contenido democrático: a mediados de enero de 2006, el Departamento de Justicia de aquél país, urgió a las empresas Google, Microsoft, Yahoo! y America Online (AOL) a que entreguen sus bases de datos, las cuales contienen millones de registros de las búsquedas que hacen sus usuarios.

Esta política ilegal de espionaje mundial descarado, digna del "Gran Hermano" planteado, en su versión original, por la obra de George Orwell "1984", fue vilmente aceptada por los ejecutivos de Microsoft, AOL y Yahoo!, en cambio Google se resistió a develar lo que hacen y buscan sus usuarios.

Tanta repercusión tuvo esta noticia, que encendió a no pocos la curiosidad de saber qué intereses se mueven detrás de las incontables propuestas que brinda Internet bajo un matiz de ocio, diversión, sociabilidad y afinidad. En nuestro país, por ejemplo, el gobierno del estafador procesista inmobiliario Néstor Carlos Kirchner, quiso implementar la Ley de Telecomunicaciones que contenía varios artículos que violaban el derecho a la intimidad. Al final, dio marcha atrás con el decreto que su soberbia le dictó al respecto. En abril del año 2005, la Cámara Argentina de Bases de Datos y Servicios en Línea (CABASE) presentó una acción judicial en contra del proyecto en cuestión. Dice una nota del diario "Crónica" del 17 de abril de 2005, página 5:

"Según indica [CABASE] desde su sitio digital, "las normas cuestionadas colocan a todos los habitantes del país bajo sospecha". Lo real es que, a pesar de que suene exagerado, no lo es tanto. En primer lugar porque en efecto, ése era el objeto de las modificaciones: "permitir a la Justicia contar con herramientas que localicen desde qué teléfonos, sean celulares o de línea, o desde qué direcciones de correo electrónico podrían venir llamados de delincuentes en casos de secuestros o de extorsiones". Luego, es necesario contextualizar este objetivo en la sociedad actual. Desde hace ya varios años, en virtud de los avances tecnológicos, los pensadores hablan de las sociedades de control. Ni más ni menos que en las que vive la sociedad de hoy. Aquellas en las que las tecnologías del poder se expanden más allá de la esfera pública y penetran en la vida privada, como por ejemplo el uso de las cámaras de seguridad y de circuitos cerrados de televisión. Es aquello que Foucault había advertido ya en 1975 en su Vigilar-Castigar, a partir del rol del Estado: nuestros movimientos son registrados por aquellos que detentan el poder". ¿Se acuerdan del párrafo que transcribimos de la obra del hebreo Zbigniew Brzezinski?


EL ULTIMO PROGRAMA DE CONTROL: FACEBOOK

La red de contactos Facebook fue concebida por obra y gracia de aquel puñado de seres humanos del que hablábamos al comienzo de esta nota, más precisamente de la CIA (Central Intelligence Agency), los servicios secretos de los Estados Unidos.

A partir del mes de diciembre de 2006, la CIA usó las facilidades con que el programa Facebook cuenta para relacionar personas entre sí, con la idea de reclutar nuevos empleados, es decir, para que sean agentes de inteligencia. La elección de este programa no ha de ser casual. Si ustedes se meten en el portal http://www.alexa.com/, que mide el "ranking" de todas las páginas de Internet existentes en el mundo, verán que Facebook se ubica como la quinta página web más visitada del planeta, y eso que Facebook fue lanzada el público recién en febrero de 2004.


A mediados de 2008 se le contabilizaban cerca de 70.000.000 de usuarios, y la cifra sigue elevándose. La agencia "Urgente24", publicó el 31 de julio de 2008 el siguiente párrafo respecto de la injerencia de los servicios secretos norteamericanos en la red social Facebook: "Pero el rumor es cada vez mas insistente: la CIA (Central de Inteligencia de Estados Unidos) habría invertido recientemente 27,5 millones de dólares en Facebook, a través de Greylock Venture Capital. Uno de los socios de Greylock es Howard Cox, que pertenece nada menos que el ala de inversión en capital de riesgo de la CIA, según informa el diario británico “The Guardian”.

Los datos de cada uno de los usuarios queda almacenado 'de por vida', pues si alguien pretende desligarse o quitar su perfil del programa Facebook, la información de esa persona ya queda archivada para siempre de acuerdo al mecanismo utilizado por los empleados de la inteligencia estadounidense. La base de datos de la CIA, por cierto, ha de ser estupenda si se considera que a razón de 2 millones de nuevos usuarios se suman al programa Facebook semanalmente.

Dando por sentado que todos aquellos que colocaron su identidad con precisión en Facebook pueden estar tranquilos, pues sus datos están a buen resguardo..., la nota de "Urgente24" da algunas precisiones más acerca de qué es lo que hacen con la información acumulada: "En Facebook participan los 16 servicios de inteligencia de USA, comenzando por la CIA, el Pentágono y el Departamento de Defensa. Todo lo colectan y todo lo guardan. Nada se les escapa: fotos, correos electrónicos, conversaciones, imágenes, música y cualquier otra información relevante. Con eso establecen perfiles psicopolíticos y cuadros de contactos de cada usuario". (http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews%5Btt_news%5D=105131&cHash=05d7afcb0e).

Pero por si sirve de consuelo, también los integrantes del poder son controlados y vigilados cuando osan inscribirse en los programas de redes sociales que figuran en Internet. Sin ir muy lejos, la hija de la presidente de la Nación, Florencia Kirchner, fue lo suficientemente citada en los medios -y criticada, como se sabe-, por publicar imágenes de su intimidad en las que se la veía con carísimas prendas de vestir o haciendo gala de su posición económica y social. Ella había abierto una página en "Fotolog" (http://www.fotolog.com/), desde donde ventilaba su holgazanería, razón por la cual fue poco menos que obligada a cerrar dicho espacio por orden de su madre, Cristina Fernández Wilhelm de Kirchner, aunque la decisión habría provenido también de parte de su padre Néstor. Como quiera que haya sido, este caso da a entender el verdadero perjuicio que traen consigo las exposiciones gratuitas en Internet.

En el citado ejemplo de Facebook, la demostración de lo privado es exaltado como un premio, como un infaltable pasaporte para ser "más feliz" o "más importante", o como si colocar nuestro perfil en dicho programa nos diera un mayor status social, lo cual es una ridiculez muy tomada en serio, por desgracia. En verdad, el auge y el engrandecimiento de Facebook se deben a que se presenta a las personas como una alternativa de ocio o diversión, y así han entrado muchos, sin advertir el real significado que se esconde detrás de tan simpática bienvenida. No hace mucho, un conocido que tiene cierta relación con el Regimiento de Infantería 'Patricios' de Buenos Aires, nos comentaba que un soldado voluntario y un suboficial de ese regimiento están 'escrachados' en Facebook, con foto y todo.

El mecanismo para captar adeptos está bien pensado. Todos los lectores deben tener una cuenta de correo electrónico, ¿cierto? Habrán notado que periódicamente, llegan a nuestras respectivas casillas algún que otro correo de algún usuario nuestro de MSN (Messenger) que, sin pedirla ni nada, nos formula una invitación para ver su perfil en Facebook (si bien existen otros programas con igual metodología tales como Sónico o Hi5, entre otros). El tema está en que al querer ver el perfil de nuestro usuario del MSN, tras cliquear en un enlace que difícilmente escape a nuestro primer vistazo, Facebook nos ofrece el que nos registremos como usuario, y como carnada nos da el derecho de, recién entonces, poder ver el perfil de nuestro conocido. Y luego todos los que existan en la gigantesca red Facebook. Y desde aquí, quedar fichado por los servicios de inteligencia de un país.

Este tipo de programas o redes tiene lo que se conoce como "Términos de Uso", especie de juramento inviolable por el cual todos los usuarios cumplen fielmente con las reglas del sitio donde dejan sus marcas. Como casi nunca se leen esos términos, y todos los aceptan sin miramientos, una vez realizado el registro ya no hay marcha atrás. Uno de los términos especifica lo siguiente: “Facebook puede también recoger información acerca del usuario de otras fuentes, como periódicos, blogs, servicios de mensajería instantánea, y de otros usuarios de cualquiera de los otros servicios de Facebook (por ejemplo, etiquetas en las fotos) para proveer al usuario de mayor información y de una experiencia mas personalizada. Al usar Facebook, el usuario consiente la transferencia de sus datos personales, para ser procesados en los Estados Unidos”.

domingo, 19 de octubre de 2008

CRITICA DEL POR QUE LAS FF.AA. NO CUENTAN TODO LO QUE SABEN DE LOS AÑOS 70

La colaboración del delincuente subversivo marxista Horacio "perro" Verbitsky con la Fuerza Aérea Argentina en plena dictadura militar liberal. Imagen gentileza portal Seprin.

Si tuviéramos que hacer un análisis sobre cómo anda el tema de los derechos humanos en Argentina, ubicándonos en el presente, podríamos darnos cuenta de que la imparcialidad ya no es total, y que algunos de los muertos olvidados de los años sangrientos comienzan a ser tenidos en cuenta a la hora de señalar una injusticia o un acto de lesa humanidad.

Con gratitud hemos visto, el pasado 25 de setiembre y días sucesivos, lo que podemos dar en llamar como una condena total a los delincuentes subversivos que cegaron la vida del dirigente metalúrgico José Ignacio Rucci en 1973. Un poco antes, alrededor de 2007, veíamos la tibia reivindicación que asomaba en torno a otro asesinato vil como el del teniente coronel Argentino del Valle Larrabure, a manos del ERP. Y aunque cuantitativamente son los dos casos que más trascendencia tuvieron en los medios, todavía queda mucho camino por recorrer, porque de acuerdo a los distintos cálculos estimados, la subversión marxista se llevó la vida de entre 700 y 1200 personas. Como se vé, la justicia para este lado de la pasada guerra entre argentinos aún es ínfima, pero algunos cambios de actitudes se están empezando a notar.

De todas maneras, las fuerzas armadas siguen en caída libre, ante lo cual podríamos asegurar que el marxismo parece haber logrado su ansiado cometido. Queremos decir con esto que, más allá de cualquier revés judicial que pueda sufrir un ex montonero o erpiano enquistado en la función pública, los uniformados se sienten extraviados, desmoralizados, presionados, con internas feroces y bajo el supremo mando de una intocable: Nilda Celia Garré, la ministra de Defensa de la Nación, ex conspicua forajida subversiva que en pleno siglo XXI cuenta con todo el apoyo de gobiernos del exterior, sean éstos de la tendencia que fuera. Pero, además, como hemos escuchado decir por allí, en las filas de las FF.AA. se perdió el espíritu de cuerpo, condición esencial de todo soldado, marino y aeronáutico.

En charlas que de tanto en tanto solemos tener con antiguos oficiales del Ejército Argentino, es notorio este cambio de actitud y compromiso entre el soldado de ayer y el del presente. Un ex teniente coronel, cada vez que nos encontramos, dice que "hay que fundar un nuevo ejército porque este ya no va más". Y es una persona que sigue teniendo contactos con la fuerza, ¿eh?, y sabe qué y cómo están pasando las cosas allí dentro.

Algunos desinformados o ilusionistas comentan por lo bajo que "las fuerzas armadas en cuanto suba otro gobierno, se levantan...", en clara alusión a que como la administración Kirchner-Fernández Wilhelm es antimilitarista de alma, cuando asuma un próximo gobierno que sea de otra tendencia más benévola hacia las FF.AA., éstas volverán a un viejo esplendor que ahora se ve lejano y borroso. Pero se olvidan quienes ésto argumentan que, por ejemplo, Carlos Saúl Menem, que de comunista, socialista o progresista no tenía un pelo, contribuyó a la postración de las FF.AA. atacándolas con una disminución monstruosa del presupuesto y, además, con la quita oportuna del Servicio Militar Obligatorio. Y a ello le agregamos el involucramiento de no pocos militares que, de 1989 a 1999, se dejaron llevar por los innumerables casos de corrupción, adhiriendo a los mismos como ser el contrabando de armas a Croacia y Ecuador o el terrible atentado y voladura de la fábrica militar de Río Tercero, provincia de Córdoba, en 1995.


LO QUE EL PROCESO NOS DEJO...

Todos comprendemos que el accionar de la subversión, pacientemente preparada y entrenada en otras latitudes para tal efecto, desencadenó la implacable y, por momentos, excesiva reacción de las fuerzas armadas en una justa guerra antisubversiva que se extendió por muchos años, y cuyas secuelas siguen dando que hablar. Pero por otro lado, no hemos oído opiniones adversas para con un Jorge Rafael Videla, un Eduardo Emilio Massera o un José Alfredo Martínez de Hoz, por tirar algunos nombres, que provengan de las propias fuerzas armadas. Apenas sí se oyen comentarios por lo bajo, cautelosos, en algún cóctel u homenaje de vaya uno a saber.

Al adentrarnos en la historia de aquellos años, nos encontramos con que la dirigencia del Proceso de Reorganización Nacional entregó la economía nacional a la depredación de la economía mundial, que por entonces iba preparando el terreno para lograr el debilitamiento de los Estados Nacionales de los países periféricos. Fue el puntapié inicial de lo que años más tarde se coronó con el "Consenso de Washington" cuando la etapa de entrega menemista.

En lo económico, habían desaparecido los 'cuentapropistas', es decir, los trabajadores que tenían una vida económica sin estar en relación de dependencia, y la misma suerte corrieron las chicas y medianas empresas nacionales, que no pudieron resistir la indiscriminada apertura comercial de productor provenientes del Lejano Oriente (China, Taiwán, etc.) y otros destinos más. Bajo las especulativas reglas del liberalismo aplicado por Martínez de Hoz y Roberto Alemann, la orgullosa empresa YPF quedaba convertida en una inigualable quimera de plata cuya finalidad habría de ser su privatización. El fallecido general Suárez Mason, puesto por la junta militar como interventor de YPF, agrandó allí sus arcas personales, al tiempo que ayudó a sus hermanos masones de la logia Propaganda Due (P-2) en el mismo sentido.

¿Por qué nada se dice de las millonarias transacciones comerciales de trigo que hicieron entre sí el liberal Proceso de Reorganización Nacional y el régimen marxista de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas)? ¿O era, como creemos, un mito bien armado el de la "Guerra Fría"? Observemos la siguiente nota publicada en el periódico "La Nación" del sábado 5 de junio de 1982, página 8, en plena guerra de Malvinas:


"NUEVAS COMPRAS DE GRANOS DE LA URSS

En declaraciones formuladas a la prensa el jueves último, el ministro de Economía, doctor Roberto Alemann, informó que las gestiones realizadas por el subsecretario de Agricultura, Lic. David Lacroze, en la Unión Soviética, permiten anticipar una venta de 2 millones de toneladas más de granos a ese país, al margen de lo ya pactado.

Al finalizar sus conversaciones en Moscú, el funcionario argentino, que se reunió con los responsables del comercio exterior soviético, no formuló declaraciones. Expresó que deseaba informar al ministro Alemann en Buenos Aires antes de suministrar detalles de lo conversado en la capital soviética.

Lacroze se reunió con los viceministros de Comercio Exterior, Boris Gordevev y Alexei Manzhulo, y con representantes de Exportkhieb, la empresa encargada de las compras de granos soviéticas.

El subsecretario de Agricultura argentino partió ayer mismo de Moscú hacia Francfort desde donde emprenderá el regreso a nuestro país."


En la misma edición del periódico, leemos en otra nota: "Los principales compradores de carnes enfriadas y congeladas en lo que va del año son la Unión Soviética con 47.200 toneladas, Egipto con 44.200 y luego los países de la Comunidad Económica Europea que en conjunto suman 30.000 toneladas". Tan abultadas sumas de dineros provenientes de una amistosa comercialización entre dos regímenes supuestamente enemigos, tuvo, como veremos inmediatamente, consecuencias a nivel político que no muchas personas saben.

Hacia 1978 y 1979, la ofensiva militar dejó prácticamente desarmadas las estructuras de las organizaciones terroristas que asolaron el país durante años, pero por obra de la casualidad, varios de los cabecillas subversivos habían quedado con vida, más aún, habían podido 'escapar' hacia destinos tan dispares como Europa, el resto de América o el Medio Oriente. Así, de tal modo, Enrique "gungo" Gorriarán Merlo en 1979 andaba como mercenario del marxismo internacional ofreciendo sus servicios en Nicaragua, junto al FSL (Frente Sandinista de Liberación). Sin embargo, quería ver si tenía alguna chance más de venir a combatir a la Argentina, a seguir matando aquí.
Una joya del archivo: Miriam Lewin retratada en setiembre de 1979 como funcionaria del Ministerio de Bienestar Social del proceso militar liberal. Nótese el embarazo que presenta. Continuó trabajando allí hasta marzo de 1981, cobrando su respectivo sueldo de empleada. Luego, en vez de irse al "paraíso socialista" de Cuba optó por pasar una vida tranquila en la ultracapitalista ciudad de Nueva York, en Estados Unidos...

En la obra "Santucho. Entre la Inteligencia y las Armas" de Eugenio Méndez, en la página 243 se lee esto: "Por los acuerdos de la Junta Militar y la Unión Soviética en la venta de granos, Cuba la impidió efectuar [a Gorriarán Merlo] cualquier acción armada contra el gobierno militar". ¿Por qué ningún militar de ayer y hoy sale a decir esto? ¿Qué grado de complicidad esconde el silencio de los hombres de las propias fuerzas armadas que no divulgan abiertamente este tipo inexplicable de hechos?


UNA TAL MIRIAM LILIANA LEWIN

Fustigadora a ultranza de todo lo que tenga que ver con las fuerzas armadas argentinas, la hebrea y ahora periodista "de investigación" Miriam Lewin se encargó de llevar a la cárcel a muchos militares sin que se levante la voz para desnudar no solamente su pasado como subversiva sino también su paso por la administración pública de la última dictadura militar.

Para que mejor se entienda: mientras que en diciembre de 1976 Miriam Lewin era promovida a 'soldado' del Ejército Montonero y encargada de impartir instrucción militar en uso de armas cortas y explosivos a cuadros medios y bajos de la Columna Oeste de Montoneros, para mediados de 1979, y luego de su captura, Miriam Lewin es colocada como empleada con sueldo y todo en el Ministerio de Bienestar Social; entonces estaba embarazada de otro delincuente subversivo llamado Carlos García (Nombre de Guerra: "Roque"), a quien la Armada Argentina liberó sin molestarlo.

Al presente, Miriam Lewin tiene rienda suelta para humillar a las FF.AA., y gran culpa de ello la tienen los propios militares, que silencian las evidentes pruebas existentes de la colaboración que brindó la terrorista Lewin cuando fue detenida en 1977. ¿Qué podría decir la "periodista" Miriam Lewin si los propios militares sacan los archivos que tienen sobre los años de plomo y se descubriera que Lewin terminó colaborando y siendo funcionaria durante el Proceso de Reorganización Nacional?

El caso de Lewin es, quizás, uno de los más emblemáticos, como también lo sería el de Horacio "perro" Verbitsky, aquel oscuro hebreo que en 1979 colaboró con el comodoro Juan José Güiraldes en el libro "El Poder Aéreo de los Argentinos". Véase en la imagen que da comienzo a este posteo, el subsidio que recibió Verbitsky a finales de 1978, justamente en tiempos en que se desempeñaba en el aparato de Inteligencia de la Organización Montoneros...

Si quieren las fuerzas armadas recuperar algo de su dignidad, primero tienen que sincerarse ellos mismos y, de forma inmediata, dar a conocer al pueblo argentino cómo mienten sus detractores, los cuales, como en estos dos simples ejemplos de Miriam Lewin y Horacio Verbitsky, incluso han prestado su tiempo para acompañarlas en el período negro del gobierno de facto.

Podemos llegar a pensar que, de saberse el caso de la procedencia de Mario Eduardo Firmenich y la verdadera versión sobre la muerte por un paro cardíaco del teniente general Pedro Eugenio Aramburu en 1970, el cúmulo de ideas que inspiraron la reacción de las fuerzas armadas para reprimir a la subversión quedaría seriamente dañado y comprometido. ¿O cómo creen que caería saber que el núcleo fundacional de lo que más tarde fue Montoneros se originó en el Batallón de Inteligencia 601 del Ejército Argentino?

Portada de la desaparecida publicación "Somos", del 25 de abril de 1980. Las relaciones comerciales del gobierno militar liberal de Argentina con la Unión Soviética dieron por tierra con la mentira de la "Guerra Fría", y, en cambio, cristalizaron un ejemplo de lo que es la sinarquía internacional.

Mientras el Ejército, la Armada y la Aeronáutica no saquen a relucir la verdad que contienen sus jugosísimos archivos, continuarán su triste morada final, desprotegiendo la soberanía nacional ante la prepotencia extranjera -y la colaboración local- que vendrán por nuestras tierras fértiles. Y, además, deben tener el coraje de desenmascarar a las cúpulas militares que en el pasado hipotecaron la moral y la ética de los soldados argentinos del presente y del futuro.

martes, 7 de octubre de 2008

NAPOLEON BONAPARTE, ENTRE LA MASONERIA Y EL PODER FINANCISTA ROTHSCHILD (PARTE II)


Continuamos desnudando el aspecto masónico de Napoleón Bonaparte, y cómo se amparó, hasta donde pudo, del judaísmo bíblico, que luego le soltó la mano.

Existe una fecha exacta, el 4 de febrero de 1807, en la cual el emperador Bonaparte organizó un encuentro del Gran Sanedrín o Consejo de los Sabios, circunstancia extraordinaria luego del triunfo masónico de la Revolución Francesa liberadora del hombre judío. Recordarán los lectores que el Sanedrín estaba compuesto por 71 miembros hebreos presididos por un sumo sacerdote, y cuya función consistía en deliberar y hacer cumplir determinadas condenas. Como consejo, el Gran Sanedrín existió en tiempos de Jesucristo; es más, aparece mencionada su existencia en la Santa Biblia, por Mateo, en los siguientes términos: “Los príncipes de los sacerdotes y todo el sanedrín buscaban un falso testimonio contra Jesús para condenarle a muerte". El Sanedrín terminó por condenar a Nuestro Señor Jesucristo a ser crucificado sin piedad.

El Diccionario Esencial Santillana de la Lengua Española del año 1992, página 1095, da la siguiente definición de "Sanedrín": "1. Antiguo consejo y tribunal supremo de los judíos durante la dominación romana", "2. Lugar donde se reunía este consejo" y "3. Reunión de personas para tratar un asunto que se quiere mantener en secreto o solucionar en privado". Tomando esta última definición, la de reuniones en secreto, así parece haber organizado Napoleón Bonaparte el encuentro del Gran Sanedrín en 1807. Pero no era casual: el vizconde Francois-René Chateaubriand "parece convencido de que una de las "miras secretas" del emperador fue la de reconquistar Jerusalén", señala la obra "Historia Universal de las Sectas y Sociedades Secretas", de Pichon.

Sin embargo, entre marzo y julio de 1808 Napoleón se embarcaba en el dictado de unos decretos más bien restrictivos para los judíos, pues se le solicitaba obligatoriamente una suerte de certificado de moralidad a los comerciantes judíos, certificados que debían ser expedido por el consistorio de sus respectivas sinagogas. Una vez obtenido dicho certificado, a los judíos se les permitía obtener su patente de comerciantes y, al mismo tiempo, tomar un apellido. Este trámite se tenía que hacer dentro de los 3 meses de instalado cualquier judío en la Francia imperial. Como casi siempre en la historia, los judíos elegían los apellidos derivados del vocablo "raíz" y "radiación" (maier): Meyer, Mayer o Meier. También otros apellidos que derivaban de cohen, que en el judaísmo se le dice así al descendiente varón directo de Aarón (hermano de Moisés): Cohn, Kahn, Kehn, Cohen. En el Imperio napoleónico se contabilizaron un total de 78.993 judíos a finales de ese año 1808.

Resumiendo un poco, Napoleón Bonaparte si bien controló, en cierta medida, a los componentes sociales judaicos, por otra parte dejó que su población se incrementase hasta puntos insospechados. Mientras gobernó Bonaparte, los judíos crecieron bajo los cuidados de la Francmasonería que, como hemos visto en el posteo anterior, Napoleón fomentó y también dejó expandirse, y por ello los hebreos llegaron a posicionarse como Gran Maestres en varias de las logias, lugares que les proporcionó, a futuro, inmejorables posibilidades de crecimiento e influencia políticas. Y en lo económico también crecían.

Para cuando el emperador Bonaparte cayó en desgracia, hacia 1815, un nuevo actor, la banca hebrea Rothschild, se erigía como "el poder invisible" no solamente de Francia sino del resto de Europa. Luego de la era napoleónica, muchos judíos se convirtieron en financistas, funcionarios y juristas. Este era el triunfo económico. El contemporáneo de Napoleón Bonaparte, Jules Michelet, así veía la nueva etapa del poder financista hebreo: "Bonaparte había muerto; del siglo de hierro había nacido el siglo de plata a consecuencia de los préstamos que se hizo para la guerra, incluso en plena paz, y para todo... Los judíos, que hasta entonces estaban en República, se constituyeron en doble realeza. Los judíos alemanes, y más tarde los del Midi, crearon dos depósitos a los que fueron a desembocar los capitales".



LA TRAICION DE LA FINANZA DEL "PUEBLO ELEGIDO" Y SURGIMIENTO DEL 'JUDIO RACIONALISTA'...

Jesucristo es sentenciado por el Sumo Sacerdote del Gran Sanedrín a morir crucificado. Antes de que ello ocurra, los hebreos le pegaron y escupieron a Cristo. Se observa a soldados romanos sujetando al hijo de Dios en la Tierra. El Consejo de los Sabios continuó existiendo, a tal punto que Napoleón Bonaparte permitió que se reúna con fecha 4 de febrero de 1807.

Inmediatamente después de caído Napoleón, James Mayer Rothschild creemos que fue apodado como el "banquero de la Santa Alianza", aunque sí tenemos la certeza de que fue él el creador de la rama financiera Rothschild en Francia. En la obra que antes señalábamos se lee lo que sigue: "Europa entera no había podido acabar con el conquistador [Napoleón]; pero los fondos judíos derramados sobre los ejércitos de la Alianza daban cuenta de él. Primera traición de una larga serie que acabaría convirtiendo al israelita en perseguidor del musulmán, su más fiel protector. De esa época data el nombre de nazi -de nazirim- dado al judío de Alsacia por el artesano desposeído, y que, poco después hizo suyo el árabe argelino".

Por los acontecimientos sucedidos con posterioridad al auge del capital financiero de los Rothschild, bien podría considerarse a éstos como los principales agentes "del envilecimiento progresivo, primero espiritual, luego moral, de la civilización".

Al mismo tiempo que surgía el inmenso poder de las finanzas hebreas, vemos el nacimiento de lo que se da en llamar "el judío racionalista". El mismo criticó cualquier tipo de mesianismo, fue, diremos, el acusador público de todos los mesianismos que hasta entonces la humanidad pudo haber puesto en práctica, pero jamá renunció a su propio mesianismo, que fue el que triunfó sobre el de los demás.

Ahora, ¿cómo fue que el fanatismo mesiánico del "judío racionalista" se impuso por sobre el de los demás? La obra "Historia de las Sectas y..." así lo precisa: "La técnica resultaba muy sencilla y la empleaban en todas partes. Al despreocupado, al loco, al erótico -e incluso al héroe-, el judío racionalista opone el "crédito", sabiendo que el imprudente no podrá ni hacer honor a la deuda, ni pagar el interés, más o menos usurario, previsto en el contrato. Luego, llegado el vencimiento, desposee, con toda la legalidad, al poeta o al soldado, así como al indio y al árabe, y demuestra de este modo, sin discusión posible que, en efecto, le asiste la razón. Es así cómo a partir del advenimiento de Rothschild, no hay otro derecho que lo que se debe, racionalización extrema de la intuición de Jacob".

Napoleón Bonaparte, mezclado con la Francmasonería de ritos galos, y demostrando sus simpatías hacia el judío que recién se 'liberaba' por la espantosa acción de la Revolución Francesa, había sido engañado y por eso terminó como ya lo sabemos: desterrado, silencioso y sin nada, tras haberlo conseguido todo.