viernes, 4 de julio de 2008

ASI TRABAJAN LOS "HONORABLES" DIPUTADOS DE LA NACION - MADRUGADA 5 DE JULIO DE 2008 / DEBATE POR LAS RETENCIONES


Lamentable. Eso es lo único que podríamos decir sobre quienes componen la burlonamente denominada "Honorable" Cámara de Diputados de la Nación. Como nosotros siempre tratamos de fundamentar lo que aquí exponemos, esta vez nuestro juicio tiene fuentes más que demostrativas para su corroboración.

Debemos situarnos, para ello, en la "maratónica sesión" (¡vaya denominación para el trabajo que siempre deberían poner en práctica nuestros legisladores!) que tuvo lugar el viernes 4 de julio de 2008 a medianoche y la madrugada en el recinto ya nombrado, para tratar el tema de las retenciones del 45% sobre los valores de comercialización del sector agropecuario.

Para ello, qué mejor ilustración del "esfuerzo" que hacen los "representantes del pueblo" para legislar que las imágenes captadas de la televisión:



Promediando la 1 de la madrugada, podemos ver que en la Cámara de Diputados había, de un total de casi 230 legisladores, menos de 90 de ellos sentados en sus respectivas bancas. Un medio televisivo -no Crónica TV-, percibió que alrededor de las 24:30 horas el recinto empezaba a vaciarse. Y con asombro y repudio se comprobaba que la mayoría de los ausentes "señores" legisladores eran, ni más ni menos, que del oficialismo kirchnerista. ¿El motivo? Se habrían ido a saborear y disfrutar, en medio de un debate tan trascendental, de un "catering o cóctel" (sic). El medio periodístico que dijo esto hasta puso en dudas cómo denominar tal ausencia masiva (decir que fue por un "cóctel" o un "catering"), por lo bochornoso que resultaría para la opinión pública en general. Al fin de cuentas, señores, los legisladores habían ido a disfrutar de una cena o, lo que puede ser aún peor, se retiraron por otros motivos del debate por las retenciones.



Lo que quedó dentro del recinto de la Cámara de Diputados no fue lo mejor tampoco. Las imágenes que están aquí colocadas dan cuenta de ello de manera irrefutable. Si hasta el canal "Crónica TV" supo interpretar, con ironía y bronca, el notable "trabajo" que los forajidos y pseudo representantes del pueblo llevaban a cabo. En esos instantes hubo una seguidilla de diputados de provincias postergadas y, diríamos, no tan involucradas dentro del lamentable conflicto por las retenciones móviles y extraordinarias, que tomaron la palabra, diputados a quienes sus propios colegas no les daban importancia.



La imagen que se encuentra inmediatamente encima de estas palabras es elocuente: mientras que algún diputado hablaba sobre la problemática que había convocado la sesión en la Cámara, otros, como la diputada que se ve en la foto, hablaban por teléfono celular, ajenos totalmente a la opinión del colega que en esos precisos momentos parlamentaba. Detrás de la que hablaba por celular, otros dos diputados charlan sin cesar y, como cereza del horrendo postre, a la derecha de la "honorable" diputada del celular, yace otra colega -de cabello rubio- que parece mirar para cualquier lado, eso sí, menos para prestarle atención al colega que se explayaba.



Para hacerles más amena la dedicación al laborioso esfuerzo que equivale ser legislador de la Cámara de Diputados, llegaba la hora del tradicional y tan porteño "cafecito". Tras la aparición del primer mozo del lugar ante las cámaras televisivas, pasaron por lo menos unos 20 minutos más, lapso en que otros mozos comenzaron a recorrer las distintas bancas de los diputados presentes -que eran pocos, como se dijo-, sirviendo cafés. Todo un verdadero ejemplo la de nuestros "representantes". ¡Bravo! Los ausentes, obviamente, seguían disfrutando de la cena o vaya uno a saber qué cosa...



Hay que estar seguro de algo: ser diputado nacional equivale a poco menos que pasarla excelentemente bien, pues les sirven café; tienen un "sueldito" igual o superior a los 10.000 pesos argentinos que sale de nuestros impuestos; tienen secretarias o secretarios cuyos sueldos también provienen del pueblo; encima de ello, visten elegantemente bien, poseen -como en la imagen- "notebook" (computadoras portátiles) y otros lujos más. Ah, y además de que nada les dicen cuando se ausentan en pleno debate o sesión legislativa, un gran número de diputados entra al "honorable" recinto a través de las malditísimas 'listas sábanas'.


Bien arreglada, con vestimenta de rigor y para la ocasión, esta deshonorable diputada nacional despunta el vicio en pleno puesto de trabajo (¿Parlamentar, hablar, es trabajar, cierto?): charla por celular -los entendidos en el tema sabrán si es un buen modelo o es alguno comprado en algún mercachifle venido a menos; ésta última opción muy dudosa que sea la correcta- al tiempo que recibe, inequívocamente, un exquisito café expreso que un gentil mozo de la Cámara de Diputados le convida para que no se estrese tanto... Mientras tanto se juega el futuro de la Patria.


Una de las peores impresiones que se registraron dentro del lapso de tiempo en que fueron tomadas todas las imágenes que acompañan la presente nota, fue saber que mientras un diputado leía una sentencia del ex presidente Néstor Carlos Kirchner de noviembre de 2002 donde se manifestaba totalmente en contra de las retenciones duhaldistas, al estar todos los presentes distraídos y estupidizados, esa prueba irrefutable del delincuente y extorsionador inmobiliario Néstor Kirchner pasó prácticamente desapercibida en el lugar. Una lástima.



Nuestra cultura criolla, aborrecida y defenestrada mortalmente por quienes siguieron la falsa dicotomía de "Civilización o Barbarie" sarmientina, tuvo como esencia el honor de la palabra empeñada. No existían para los gauchos y criollos otro poder más trascendental que el de la palabra; despreciaban el rol que podía llegar a cumplimentar la 'palabra escrita', razón por la cual el saber popular suscribió aquella frase que dice que "no hay que borrar con el codo lo que se escribió con la mano". Por desgracia, aquel tiempo en que floreció la oralidad como regla de oro para las relaciones sociales y, si se quiere, políticas, ha perdido vigencia ante la hora de los documentos y los papeles. Y la Cámara de Diputados es un sitio en el que abundan los documentos, pero la intuición inexpugnable del hombre de la calle sabe lo que son los "representantes del pueblo". Los documentos, las resoluciones, los libros con infinidad de leyes y reglamentaciones, todo se pierde ante las acciones de los diputados, que igual continúan ensoberbecidos en su intelectualidad libresca, en sus puestos claves de poder, cagándose en el pueblo argentino y en la soberanía de la Patria. Eso queríamos reflejar, cómo la "civilidad" de nuestros diputados roza, con total seguridad lo decimos, la bárbara muestra de lo que es ser un hijo de puta.

7 comentarios:

sweepstake lottery dijo...

All I can say is nothing because your blog is not interesting to read.

green card lottery dijo...

And also we ensure that when we enter in this specific blog site we see to it that the topic was cool to discuss and not a boring one.

national lottery dijo...

It enables us to express our feelings and opinions.

free lotto dijo...

Katon, Goukakyu no jutsu.

lottery results dijo...

This topic have a tendency to become boring but with your creativeness its great.

free lotto dijo...

Damu pa kmu to?.. Nano ni klase blog man?

lotto dijo...

that doesn't happen everyday. wish you all the best.