viernes, 3 de abril de 2009

FELIPE CARLOS SOLA: DELINCUENTE Y ALTO E INFAME TRAIDOR A DIOS Y LA PATRIA

¿Hace falta alguna otra prueba para aclarar que Felipe Solá fue funcionario durante la 'Segunda Década Infame' que padeció el país? Vaya la imagen para refrescar la pálida memoria colectiva del pueblo patrio.

El origen de este posteo está íntimamente ligado a Carlos Salomón Heller, quien ha empapelado algunos barrios de la Capital Federal con imponentes afiches que tienen una frase, más bien, defensiva, que reza algo así: "Resiste un Archivo". Heller es candidato a diputado nacional por el Partido Solidario, el cual ya anduvo haciendo algunas alianzas con el cleptócrata kirchnerista Frente para la Victoria. Demás está decir que Heller, autoproclamándose como si fuera un impoluto de la política local, tampoco escapa a la tragedia de la politiquería entreguista que acosa a la Patria desde hace algunas décadas al presente.

Y otro que pretende aparecer ante la opinión pública como "renovado" o, peor aún, como "salido de un repollo", es Felipe Carlos Solá. Luego de haberse rodeado de miserables, quiere lavar su gastada imagen y deslumbrar a los desmemoriados diciendo que jamás apoyó a Carlos Saúl Menem ni al kirchnerismo. Como esta clase de oportunistas apela a la fantástica debilidad de la memoria popular, es probable que consiga un nuevo cargo en la alta política nacional, esta vez como diputado nacional.

Desde la Agencia Informativa Ciriaco Cuitiño, hemos preparado un informe en el que denunciamos el trascendente aporte que para la causa de los traidores a la Patria y el poder mundial hizo el delincuente Felipe Carlos Solá cuando fue, en dos oportunidades, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación del agente internacional Carlos Saúl Menem. Gracias a su paso por dicha secretaría, hoy el Mar Argentino está a merced de la voluntad depredadora de los buques extranjeros que se llevan los recursos marítimos ante el silencio cómplice de las administraciones de turno.

Por si fuera poco, agregamos algunos datos más sobre el forajido Solá, todo lo cual constituye su, para nosotros, prontuario político. Muchas gracias:
  • Felipe Carlos Solá nació el 23 de julio de 1950.

  • Corrupto de larga data en la política argentina, fue discípulo de los traidores Carlos Saúl Menem, Eduardo Alberto Duhalde y Carlos Néstor Kirchner.

  • En 1989 y 1991, fue secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación del ladrón Carlos Saúl Menem.

  • Desde 1991 hasta 1993, se desempeñó como diputado nacional, también en pleno menemismo entreguista.

  • De 1993 a 1999, es decir, en la transición del primero al segundo mandato del agente internacional Carlos Saúl Menem, el servil Felipe Solá volvió a ser el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, y fue en esta etapa donde el delincuente Solá otorgó fraudulentos permisos de pesca a buques extranjeros depredadores para que estén en el Mar Argentino, a cambio, desde luego, de coimas y negociados millonarios.

  • En 1999, Felipe Carlos Solá fue vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, acompañando a Carlos Federico Ruckauf, hasta que promediando el 2002 éste renuncia como gobernador bonaerense para pasar a ser ministro de Relaciones Exteriores del entonces presidente Duhalde.

  • Desde el 3 de enero de 2002 y hasta diciembre de 2007, Solá fue gobernador de la Provincia de Buenos Aires, siendo reelegido en 2003, gracias a su estrecha colaboración con Eduardo Alberto "papa porro" Duhalde, que era, como se ha dicho, presidente de la Nación.

  • De marzo de 2003 hasta diciembre de 2007, respondió incondicionalmente a Néstor Carlos Kirchner, que había sucedido a Duhalde en la presidencia.

DESTRUCCION DE LOS RECURSOS MARITIMOS ARGENTINOS, GRACIAS A FELIPE SOLA

Una investigación realizada por el patriota y oficial marino mercante Roberto V. Maturana, éste decía que a partir de 1991, cuando asume en la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, Felipe Solá, la provincia de Buenos Aires participaba con el 60% de las capturas totales, mientras que la mortalidad de peces ese año había trepado a un 25% más que en años anteriores. "La sobrepesca era ya un gravísimo problema durante la primera incursión de Felipe Solá en el sector", arriesga Maturana.

Por ejemplo, en 1995, ya durante su segundo período como secretario de Pesca del cretino ladrón Carlos Menem, "el informe del Proyecto "Observadores a Bordo" del INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), constató un elevado nivel de descarte por exceso de materia prima a bordo. También verificó una diferencia del 61,9% entre la información recogida a bordo y el parte de pesca; la diferencia constituye el descarte. El ingeniero Solá sabía que se tiraban al mar 50 toneladas diarias de pescado fresco", continúa informando el investigador Maturana.

Otra interesante opinión la vierte Guillermo Cañete, de Fundación Vida Silvestre, en una nota del diario "La Nación" del 28 de septiembre de 2008: "Hasta principios de los noventa sobraba pescado. Era una pesca centrada, básicamente, en la captura de merluza. Pero durante los noventa estalló la industria, se expandió geográficamente y se extendió a muchas otras especies. Por eso, hoy tenemos la mayoría de nuestros recursos explotados y, en algunos casos, sobreexplotados".

Compromete al delincuente camaleónico Felipe Carlos Solá esta otra sentencia, proveniente de Ernesto Godelman, de CeDePesca: "Por aquellos años [en los cuales Solá fue secretario de Pesca de la Nación] se permitió la entrada indiscriminada de más de sesenta buques congeladores procedentes de la Unión Europea a pescar en aguas argentinas. Durante todo ese proceso hubo enormes irregularidades, por ejemplo, para el otorgamiento de los permisos de pesca. Ello incrementó sustancialmente la capacidad de pesca de la flota argentina". De esta manera, "mientras que se esperaba que el ingreso de buques extranjeros significara la modernización de la flota local, lo que sucedió en realidad fue que la flota se amplió. Las empresas locales que debían transferirles sus propios permisos no dejaban de pescar, como estipulaba la ley. Entonces, la transferencia de permisos se convirtió, prácticamente, en una duplicación". Fíjense el desastre administrativo que impuso el forajido traidor de Felipe Carlos Solá. Pero hay más datos escalofriantes.

Ya en 1995, se sabe que los buques pescan con permisos triangulados, lo que significa violar las leyes 24.315 (*) y 24.922, y los buques cedentes continuaban -continúan- pescando sin haber sido dados de baja como estaba supuestamente previsto. La actual desaparición de las especies que ayer abundaban en el Mar Argentino, tales como la merluza de cola, la merluza hubsi y la merluza negra, entre otras, se debe a que Felipe Solá permitió impunemente que la mayoría de los barcos pesquen dichas especies aún portando permisos para pescar otras que no necesariamente eran merluzas. Es decir, hubo una sobrepesca monstruosa de merluza en los nefastos años 90 en materia de pesca, y hoy se paga muy caro.

El oficial de Marina Mercante, señor Roberto Maturana, continúa increpando al delincuente depredador de recursos pesqueros Felipe Carlos Solá: "Se verifican maniobras de transferencias de permisos de pesca de buques de menor porte a otros más grandes. Buques congeladores aparecen convertidos en fresqueros. Todos con permisos firmados por la autoridad competente en la materia, la Subsecretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca", y agrega: "En el 2000, un informe de la UBA [Universidad de Buenos Aires] solicitado por el Consejo Federal Pesquero a la UBA, denuncia irregularidades en los permisos de captura, y queda comprometida la administración Solá. El informe original fue destruido deliberadamente e ignorado por las mismas autoridades pesqueras que lo habían solicitado".

Más allá de los números que la desastroza administración secretarial de Felipe Carlos Solá arrojara en materia pesquera durante el menemato, lo que aquí debe consignarse son 2 cosas:

En primer lugar, que Solá permitió y alentó la pérdida de la soberanía marítima argentina sobre sus recursos, y esto no es menor si se tiene en cuenta la fuente invalorable de riqueza que los mismos significan para la economía nacional y para el bienestar alimenticio de la población criolla. Nosotros no somos expertos en la materia, pero como parte de una estrategia geopolítica para el país, la plataforma marítima -mas todos los recursos que hay en ella- son parte fundamental de nuestra presencia en el mundo, cuyo descuido equivaldrá, indudablemente, al menosprecio de nuestra honorabilidad y al envilecimiento de nuestra soberanía. El terrible degenerado traidor Felipe Carlos Solá, sin visión estratégica, hipotecó la fauna marítima argentina, y eso merece poco menos que su condena a muerte.

El otro punto a tener en cuenta está relacionado con lo anterior. En un mundo cuyas potencias imperiales están ávidas de recursos naturales por la creciente industrialización de las mismas, los países periféricos como el nuestro, que tiene todo por hacerse, se verán permanentemente acosados para cederles sus recursos, ya sea mediante métodos persuasivos o por la violencia (la guerra). Si funcionarios personeros de la sinarquía como Felipe Carlos Solá no hubiesen entregado la Patria como lo hicieron, el siglo XXI nos habría encontrado fuertes, sólidos y con un gran sistema defensivo, listo para ser empleado ante cualquier tipo de ataque. Lógicamente, abundaron los Solá, y casi en las postrimerías de la primera década del siglo XXI, nuestra nación (colonia, al fin) permite el sistemático saqueo de sus recursos, apañado por leyes nefastas y catastróficas que, al fin y al cabo, arrojarán como resultado la desertificación del país. O no, tal vez sean los primeros pasos concretos de la entrega territorial, acaso el estadio final de nuestro exterminio y disolución.

Esto le debemos al hoy reciclado Felipe Carlos Solá; el desamparo de nuestros recursos marítimos, las nulas ganancias económicas en ese sector y la futura pérdida de la soberanía sobre el Mar Argentino, ¿o acaso no escucharon hablar acerca de la pretensión vil de Gran Bretaña de extender sus millas marítimas de 200 a 350, trazado que le permitirá, si la ONU acepta esa propuesta colonial, acrecentar su influencia abarcando la isla de los Estados, en Tierra del Fuego? Por todo lo expuesto, Felipe Carlos Solá ya recibe la condena de los patriotas.


(*) La mencionada Ley 24.315 es de 1994, y aprueba un acuerdo sobre las Relaciones en Materia de Pesca Marítima con la Comunidad Económica Europea para "promover la conservación y la explotación racional de las poblaciones de peces sobre una base sostenible, con arreglo a las disposiciones pertinentes de la convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar". Obviamente, tal "explotación racional" y "conservación" nunca se cumplieron.

2 comentarios:

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

Mi estimado amigo miembro de Aurora:

¿no es Aurora Boreal otro medio por el que la Sinarquía Interancional, que me ha ocultado maliciosamente en forma mancomunada y conspirativa durante décadas por ser la persona elegida por Perón como heredera (la supuesta hija Lucía)?

¿No estamos en la carrera al Blue Beam?

¿Acaso no se cumplieron mis pronósticos de mediados del año pasado:
primero bombardearán el Oriente Cercano, después caerán sobre el Vaticano (podría ser por un factor climático), y al final arrasarán España, primer bastión latino y última cuna del socialismo europeo.

Van dos de tres, pero Obama (el Papa Negro) ya les ordenó cambio de gabinete.

Cualquier duda que quiera despejar no dude en comunicarse conmigo.


Lu
(Prohibida en facebook.com; en wikipedia y en los medios de prensa de Iberoamérica)

(el Paco para los bipolares, la Comandante del Mundo Entero para los pueblos)

Damian dijo...

Me parece que el señor "periodista" debiera estudiar un poco.
Primero que nada me parece sumamente imparcial su nota. Porque no recuerda señor, que los actuales candidatos del ari, los actuales "renovadores" de la UCR, y otros rejuntes, como el señor Lopez Murphy, fueron integrantes del gobierno de la alianza? Acaso la señora Margarita stolbizer no impulso y aprobo la Ley Banelco? Acaso la señora Elisa Carrio, no fue funcionaria en su provincia durante la ultima dictadura militar, y diputada durante el gobierno a cargo entre 1999 y 2001?. o Yo soy muy detallista, o usted ha de tomar Fosfovita señor.
Fuera de esto, debieramos recordar, que el señor felipe sola, fue funcionario del gobierno de Carlos Saul Menem, durante su PRIMER MANDATO, no asi durante el segundo, y le recuerdo que el señor Carlos Menem fue reelecto con mas de un voto. Tambien fue apoyado por Don Nestor.
De igual forma, le recuerdo que Don Nestor, llega al gobierno con un 23 % de los votos, (de los cuales 3/4 partes ni lo conocian), y es electa su esposa, y por ende su gestion con el 44% de los votos. Me parece, que el señor felipe sola, por lo menos, estaba de parte de la mayoria. Y ahora, no viene negando de los espacios en los que participo, al contrario, los reconoce, los rescata, y los critica. COMO DEBE SER. Asi que por favor, señor periodista, "PERIODICE UN POCO MAS, Y POLITICE UN POCO MENOS".

ATTE. Damian